La comunidad LGBTI es uno de los grupos más vulnerables en el mundo de los refugiados. Volker Turk, Director de la División de Protección Internacional del ACNUR (Agencia de la ONU para los refugiados) habló en Ginebra sobre la protección de las personas LGBTI, diciendo que, como resultado de la orientación sexual, la identidad de género, expresión de género o de cuerpos sexuados, las personas LGBTI están en mayor riesgo de violencia, abuso, discriminación y explotación. Cuando se mueven de un lugar a otro y después a su llegada a un país de asilo, no son capaces de encontrar un trabajo, siendo abusados sin salario y con violencia física cuando se descubre su sexualidad.

“Cuando ISIS publicó por primera vez sus video de homicidios gay (en la que un hombre gay fue arrojado desde un edificio), mi compañero dijo: ‘Ahora los gay pueden volar!’ Me duele, pero no puedo decir nada, o ellos podrían echarme a las calles”. – Anónimo para CNN.

Muchas personas LGBTI informan que tienen miedo a salir en público, incluso en un país como Turquía, donde no existen leyes persecutorias contra las personas LGBTI. Además, el pueblo sirio piensa que representan inadecuadamente a la comunidad, por tanto son discriminados por otros refugiados.

Es así como, por ejemplo, mantener el trabajo más de un mes es muy difícil, mientras que muchos empleadores se niegan a pagar los salarios a aquellos cuya orientación sexual haya ido descubierta.

La auto-sustentabilidad es una necesidad que hay que abordar desde la educación, en un escenario completamente hostil, pero posible. Spectra Project busca entregar capacitación a los refugiados y también un ambiente seguro y digno de desarrollo, para que esta auto-sustentabilidad no sea una utopía. Ayudar también esta en tus manos.